¿Qué es apnea de sueño?

La apnea de sueño es una pausa en la respiración mientras se duerme. La apnea obstructiva de sueño (SAOS) es el tipo de apnea de sueño más común. SAOS se caracteriza por el colapso de la vía aérea impidiendo el paso de aire a los pulmones. El ronquido es el principal síntoma de un sueño poco reparador y es pasado en la mayoría de casos por alto por parte del paciente, sin embargo siempre es notado por la pareja de sueño de aquellos que lo sufren. Este se manifiesta como parte de una obstrucción parcial de la vía aérea lo que ocasiona una vibración en los tejidos y el sonido de ronquido. La apnea de sueño es una enfermedad peligrosa en crecimiento porque:
  • 90% de los pacientes que la sufren no han sido tratados ni diagnosticados
  • 85% de los pacientes con falla cardíaca sufren de SAOS
  • 20% de los accidentes de carro están asociados con somnolencia del conductor
  • 60-80% de las personas obesas tienen trastornos respiratorios durante el sueño

¿Por qué la apnea de sueño es peligrosa?

La apnea obstructiva de sueño suele presentar un efecto acumulativo, es decir, entre más tiempo permanezca sin tratar los efectos negativos asociados a ella aumentan los riesgos en la salud. Cuando SAOS permanece sin tratamiento, surgen problemas de salud secundarios como:
  • Alta presión sanguínea
  • Enfermedad Cardíaca
  • Ataque cardíaco
  • Falla cardíaca
  • Infarto
  • Diabetes
  • Depresión
  • Enfermedad de reflujo
  • Arterioesclerosis
  • Diabetes gestacional
  • Disfunción sexual

Consecuencias de la apnea de sueño

  • Excesiva somnolencia durante el día
  • Dificultad para concentrarse en tareas como conducir o mantenerse atento en reuniones (SAOS incrementa siete veces el riesgo de sufrir accidentes de carro fatales)
  • Dolor de cabeza matutino o durante el día
  • Irritabilidad
  • Funcionamiento emocional deteriorado
  • Los desórdenes de sueño en la infancia pueden ser causantes de retraso o daño en el desarrollo cognitivo