Tipos de examenes y tratamientos

Hay distintos tipos de estudios del sueño. Si su médico cree que usted tiene apnea del sueño puede recomendarle una polisomnografía o una poligrafía. Ya sea en un laboratorio de sueño o en casa. Nuestra especialidad es prestar el mejor servicio al paciente, ofreciendo ambos estudios en casa para favorecer la total comodidad mientras duerme y el adecuado diagnóstico

Polisomnografía (PSG)

La polisomnografia le brindara un análisis de las principales señales fisiológicas durante el sueño como:
Le permite al médico detectar no solo apnea obstructiva de sueño sino también apnea central, la cual ocurre cuando cerebro deja temporalmente de enviar señales a los músculos que controlan la respiración. La polisomnografía es el examen más común para el diagnóstico de la apnea de sueño y solía realizarse solo en laboratorios de sueño como se describe más adelante. Sin embargo la tecnología de nuestros equipos permite su diagnóstico en casa, con todas las comodidades de dormir en un lugar conocido por el paciente y no una habitación de hospital.

Poligrafía

La poligrafía es un tipo de polisonmografía más fácil de realizar ya que no registra tantas señales fisiológicas y permite identificar fácilmente si se sufre o no de SAOS. En una poligrafía se registra:

Estudio de sueño en laboratorio

En estos casos el médico tratante remite al paciente a un laboratorio de sueño donde debe pasar la noche en el lugar. Con el fin de evaluar los posibles trastornos de sueño que pueda presentar, se ubican electrodos en la cabeza y el cuerpo para llevar a cabo un estudio de sueño polisomnográfico completo.

Estudio de sueño en casa

Esta es un opción más sencilla que el examen en un laboratorio de sueño, el paciente puede pasar la noche en su propia cama y rodeado de un ambiente conocido. Después de un entrenamiento por parte del encargado de la supervisión del examen, el paciente lleva el dispositivo portátil para diagnóstico de sueño a casa y realiza las conexiones adecuadas para llevar a cabo el estudio. Esta opción disminuye los costos respecto al examen en un laboratorio.

Tratamiento

La presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) es el tratamiento más común para apnea obstructiva de sueño. El CPAP es una máquina pequeña que toma el aire de la habitación, lo comprime y lo expulsa por un tubo que está conectado a una máscara usada por el paciente. El aire comprimido del CPAP mantiene la vía aérea abierta permitiéndole al paciente respirar.

Otras opciones de tratamiento

Aunque el CPAP es el tratamiento más común otras modalidades de tratamiento son: • Cambios en el estilo de vida (ejercicio, mejor alimentación) • Terapia de posición al dormir • Pérdida de peso • Dispositivos orales • Procedimientos quirúrgicos